Front Page Foros Foro Foro educativo abierto contra el Covid-19

  • Este debate está vacío.
Viendo 15 entradas - de la 1 a la 15 (de un total de 50)
  • Autor
    Entradas
  • #4027 Responder
    webmaster
    Superadministrador

    El Foro Debate FEAE es un espacio de comentarios que recogerá opiniones de calidad y en el que los participantes mantendrán un comportamiento adecuado. Los comentarios deben estar acompañados del nombre y los apellidos del autor. El objetivo de foro es propiciar una conversación de calidad con sus lectores, que enriquezca el debate y el pluralismo en temas de interés educativo. Las normas abajo recogidas son de obligado cumplimiento. Aquellas personas con un historial de comentarios inadecuados o que no cumplan los requisitos exigidos no podrán acceder a este espacio de debate o serán excluidos de él.

    #4036 Responder
    Fernando
    Invitado

    La escuela ante los retos del covid-19
    En primer lugar, un abrazo virtual especialmente afectuoso a todos los compañeros y compañeras que permanecen confinados en sus casas de forma responsable para poner fin a esta pandemia.
    Estamos a vuestro lado, más cerca de lo que pudiera parecer, y queremos informaros que ponemos en marcha una nueva sección, actividad o modo de comunicación con la que pretendemos compartir conocimiento, experiencias, reflexiones y también, emociones.
    Queremos empezar esta sección de debate en el FEAE con el tema que estos días nos ocupa y preocupa a todos. Por suerte, ha pasado ya la primera quincena de confinamiento en la que ha sido necesario dar respuesta urgente a la necesidad de convertir la educación presencial en educación a distancia (principalmente telemática). A partir de ahora vamos a tener que resolver otros problemas, y va a ser necesario plantearnos algunas cuestiones relacionadas con el futuro inmediato de la educación y más allá.
    Nos gustaría que nuestra asociación, el Fórum Europeo de Administradores de la Educación, se convierta precisamente en un FORO de participación y de debate de ideas, en el que cada una de las asociadas aporte todo aquello que atesora: conocimiento educativo, capacidad de reflexión y una rica experiencia. ¿Para qué? Para compartirlo y generar nuevos conocimientos que contribuyan al enriquecimiento colectivo.
    Sabemos que estos días pasáis muchas horas delante del ordenador y otras pantallas, principalmente leyendo, escribiendo y hablando. No os pedimos más, solo que nos dediquéis un poco de ese tiempo. Esperamos escuchar, ver y leer lo que nos mandáis: vuestras opiniones razonadas, vuestras aportaciones referidas a las decisiones que se adoptan en cada una de vuestras comunidades autónomas, las lecturas y enlaces de interés que queráis compartir, las imágenes de un confinamiento obligado, vuestras preocupaciones e inquietudes, las emociones que provocan en toda la comunidad educativa…
    Y solo nos queda para empezar a andar, dar el primer paso… se nos había quedado el cuerpo un poco anquilosado, no por el coronavirus sino por la reclusión.
    Os proponemos para empezar, solo el primer día, que nos hagáis un resumen de cómo habéis pasado esta primera quincena: qué habéis tenido que hacer en vuestros puestos de trabajo, con qué problemas os habéis enfrentado, qué esfuerzo os ha supuesto, cómo lo habéis vivido en un plano personal y profesional, qué os preocupa…
    ¡Ah y por favor! Es muy importante, siempre, siempre, mantener el buen humor y la cordialidad y practicar la empatía.

    #4049 Responder
    Fernando
    Invitado
    #4050 Responder
    Fernando
    Invitado
    #4051 Responder
    Félix
    Invitado

    Artículo muy interesante. Muchas gracias.

    #4052 Responder
    Teresa
    Invitado

    ¡Buenas tardes a todos!

    Espero que os encontréis fenomenal dentro de la situación única que vivimos.

    En primer lugar, enhorabuena por la iniciativa; creo, que tal y como comentáis en la entrada vamos a tener que plantearnos algunas cuestiones relacionadas con la educación más pronto que tarde.

    Estos días están siendo de verdadera locura: ¿Aulas Virtuales? ¿correo electrónico? ¿avanzamos con el temario? ¿o no? ¿Teams? ¿qué es eso? ¿tareas para que los niños impriman? ¿dispositivos digitales en la familia? ¿evaluamos si continua el confinamiento? ¿y qué evaluamos?,… y podría seguir con un sinfín de cuestiones y dudas que surgen, pero lo esencial, es que no nos habíamos planteado un escenario como el que estamos viviendo, y nos encontramos ante docentes desbordados por la situación dada su baja de competencia digital, desconocimiento de las herramientas corporativas, emocionalmente afectados por las situaciones que puedan tener algunos de los alumnos en el acceso a las tareas propuestas, y sobre todo, expuestos ante las familias y el entorno inmediato al tener que dejar el aula física y abrirse al mundo virtual, sin olvidar la presión social que ejercen las RRSS, en las cuales puede escribir quien quiera lo que quiera, su opinión, que puede ser o no afín a la nuestra.

    Desde mi punto de vista, y mi experiencia más reciente, vamos a tener que hacer una reflexión que deberíamos de haber hecho en los centros hace tiempo sobre la inclusión de las TIC en el aula y en nuestras programaciones, que nos va a llevar inevitablemente a plantearnos cambios metodológicos y en la evaluación; tendremos que desaprender, para volver a aprender.

    Estamos convencidos de que trabajamos con «nativos digitales» con los cuales no es necesario trabajar las TIC porque lo traen «de serie». Yo no estoy de acuerdo. Trabajamos con niños / jóvenes que viven en un mundo digitalizado que debemos de enseñar a utilizar y a ser críticos con su uso, es decir, ser sus guias, y eso tenemos que ser conscientes desde los centros educativos, lo cual nos lleva a la brecha palpable en muchos claustros que precisan ser alfabetizados digitalmente. Pero, tienen que querer, y desde mi humilde opinión, esta crisis sociosanitaria, y este confinamiento, nos ha servido (si es que puedo buscarle algo positivo), para darnos cuenta de ello.

    En mi entorno hay profesores, que por más que he estado detrás de ellos, como coordinadora de formación, aunque sí que asistían a las reuniones que convocaba, no prestaban atención a los procesos y contenidos trabajados, no lo veían útil «¿para qué salir de mi zona de confort?»; y a día de hoy, sorprendentemente, nos reunimos por Teams, utilizan el Aula Virtual (rudimentariamente, pero la utilizan), tienen interés y me preguntan porque quieren hacer…

    Para finalizar, durante este periodo vacacional atípico en el que vamos a iniciar, tendremos que organizar ideas, recursos con los que contamos y formarnos en lo básico para poder dar respuesta a nuestros alumnos en el tercer trimestre, en previsión de que este confinamiento se alargue, y sobre todo, relajarnos y desconectar para poder volver a conectar.

    Un abrazo (virtual).

    Cuidaros mucho.

    Teresa

    #4053 Responder
    Teresa
    Invitado

    Gracias Fernando por los artículos compartidos.

    Un saludo

    #4054 Responder
    Fernando
    Invitado
    #4055 Responder
    Fernando
    Invitado
    #4056 Responder
    Fernando
    Invitado

    Hemos perdido la cuenta de los días que llevamos confinados trabajando en casa, alumnado y docentes, posiblemente porque hemos dejado de contar los días ante un final impreciso o imprevisible. Ya hay voces que señalan la posibilidad de un final de curso no presencial o como mucho de una incorporación escalonada en junio. Todavía no sabemos que hay de cierto en estas predicciones, pero es normal que empecemos a plantearnos cómo va a ser ese final y cómo van a resolverse algunas cuestiones propias de esas fechas. Hablamos de los currículos inacabados, de las tareas en casa y de las evaluaciones finales; de la promoción o repetición de curso; de la titulación al terminar la ESO, el bachillerato o los ciclos formativos; y de la EvAU o evaluación para el acceso a la universidad.
    Trujillo, profesor de la Universidad de Granada, recientemente, en las páginas del Diario de la Educación, imaginaba cuatro posibles escenarios: dos en los que las consecuencias eran asumidas por los centros educativos y otros dos en que las asumían el estado. El primer caso deja en manos de la autonomía de cada centro la evaluación final y presenta un claro riesgo de falta de equidad, teniendo en cuanta las limitaciones de muchas familias con bajos recursos para acceder y resolver las tareas propuestas por el profesorado. El segundo supuesto se basaría en un hipotético ajuste del currículo a objetivos mínimos y la puesta en marcha de la evaluación por parte de cada uno de los centros. Tampoco parece probable este escenario, ya que presenta los mismos inconvenientes que el primero, en cuanto a equidad, al que se le añaden la necesidad de un acuerdo en bachillerato sobre lo que son los mínimos o las dificultades de llevar a cabo una evaluación online justa. Los dos casos no parecen escenarios razonables, teniendo en cuenta la lógica habitual de las administraciones educativas que apuestan más por la intervención que por la autonomía. Quedaría el supuesto de una evaluación positiva condicionada y el de una evaluación positiva sin condiciones, en los dos casos las administraciones educativas tendrían la palabra. En el tercer supuesto, se adoptaría un aprobado general (medida que podría ser impopular entre ciertos sectores de las familias y del profesorado) pero condicionado a la realización y presentación de determinadas tareas en junio. La principal dificultad es cómo afrontar de forma justa estas tareas sin perjudicar a los sectores del alumnado con bajos recursos. Las familias con recursos económicos y culturales pueden ayudar y apoyar a sus hijos en la resolución de las tareas durante el confinamiento, mientras que los alumnados con bajos recursos han podido tener dificultades para acceder a las tareas y no cuentan con apoyos o ayudas para solucionarlos. El cuarto supuesto plantea una evaluación positiva sin condiciones entendiendo que el alumnado y las familias no son responsables de los problemas derivados del confinamiento y que no sería justo por tanto abocar a un sector importante a la repetición de curso, generando además un grave problema de plazas escolares.
    El Consejo Escolar del Estado está estudiando el tema y tiene varias propuestas para la reunión de la permanente el martes 7 de abril.
    Desde mi punto de vista, las etapas de infantil y primaria, no deben verse especialmente perjudicadas y debería considerarse la promoción automática salvo excepciones justificadas por cuestiones previas al confinamiento. Los currículos son acumulativos de un curso a otro y al menos hasta quinto podrían verse compensados el próximo curso, con más esfuerzo, pero sin especial dificultad. En todo caso sería recomendable la puesta en marcha tanto desde los gobiernos autónomos como desde los ayuntamientos de programas de verano que favorecieran una mayor participación en actividades como colonias, campamentos, ludotecas, bibliotecas infantiles y talleres para compensar las carencias y restablecer la necesaria convivencia y socialización de la infancia.
    En cuanto al alumnado de sexto de primaria, ESO y bachillerato pienso en el cuarto supuesto de Trujillo, es decir, por la opción claramente garantista y respetuosa con el derecho a la educación del alumnado. Esto no significa que deba regalarse nada, sino que se respeten los derechos de todos. Esta decisión para hacerse efectiva debe ir acompañada de una serie de medidas complementarias con la finalidad de compensar una actividad escolar presencial no realizada por imperativo sanitario. En primer lugar, durante el verano, debería ponerse en marcha (también en colaboración las dos instituciones) programas de actividades de refuerzo curricular para el alumnado que en las dos primeras evaluaciones hubiera presentado dificultades con bajos resultados. Además, la administración educativa deberá poner en marcha durante el próximo curso un plan de apoyo y refuerzo educativo amplio, especialmente dirigido a e este alumnado y a otros que puedan necesitarlo. Además, debería considerarse que en el primer trimestre del próximo curso se llevara a cabo una revisión de los conceptos más importantes del curso actual.
    Me gustaría conocer vuestra opinión…

    #4057 Responder
    Fernando
    Invitado
    #4059 Responder
    Fernando
    Invitado
    #4064 Responder
    Fernando
    Invitado

    1 abril de 2020
    Fernando, compañero de FEAE y director de la revista DyLE, nos propone un reto: hablar de la educación en los tiempos del Virus desde el formato de un foro. Y lo primero que me viene a la mente es la contradicción aparente de esos términos “hablar” de “educación” en un “foro” en el contexto actual: todas esas palabras remiten a un mundo de contacto que siempre hemos creído básicamente presencial. Y aquí estamos, confinados en nuestras casas, mirando por miles de ventanas y balcones a calles desiertas donde la primavera se despereza sola, sin nadie que la acompañe. Pero claro que seguimos hablando, y claro que seguimos pensando en la educación, ¡más que nunca!
    Hemos pasado en apenas 48 horas de ser una sociedad de abrazos, charlas animadas, cañas y tapas a un estado de alarma en el que todas las iniciativas sociales se canalizan a través de una pantalla. En la escuela, hemos saltado en un fin de semana de las aulas del siglo XX al aprendizaje estrictamente digital, en un viraje drástico, que a algunos les ha pillado preparados y a otros con el pie cambiado.
    Lo primero ha sido dar soluciones: la gran mayoría de los diez millones de estudiantes del país, de todos los niveles y edades, están siendo atendidos por un ejército de profesores que están reajustando día a día su trabajo para dar las mejores respuestas al enorme abanico de necesidades a las que se enfrentan.
    Ahora toca afinar. Llegar a esos alumnos más desfavorecidos, los que no tienen internet, los que comparten un único ordenador, los que no se pueden apoyar en estructuras familiares potentes. Luchar por la equidad deberá ser nuestra tarea primordial como docentes y gestores de la educación.
    Fernando nos pregunta cómo hemos vivido esta primera quincena de confinamiento: no creo que mi respuesta difiera mucho de la vuestra si hablo de incredulidad, incertidumbre, ensayo y error, esfuerzo compartido… y reflexión. Estos días tan largos, que no indolentes, dan para mucha lectura y reflexión, que serán los mimbres para nuevas oportunidades cuando dejemos atrás esta crisis.
    Os dejo con algunos de los pensamientos que nos han regalado últimamente personas comprometidas desde la filosofía, la sociología o la educación, con la invitación de que os acerquéis a sus artículos y reflexiones. Son la prueba irrefutable de que las crisis son la cuna de las oportunidades.
    Yuval Noah Harari: “En esta época de crisis, nos enfrentamos a dos opciones particularmente importantes. La primera es escoger entre la vigilancia totalitaria o el empoderamiento de los ciudadanos. La segunda es elegir entre el aislamiento nacionalista o la solidaridad global”.
    Adela Cortina: “Tenemos que sacar todos nuestros arrestos éticos y morales y enfrentarnos al futuro con gallardía”.
    Emilio Lledó: “En la Política de Aristóteles ya se decía que la ciudad, la polis en la antigua Grecia, tiene que tener un solo fin, el bien común. Sucede con la sanidad y con la educación, que desde mi punto de vista tiene que ser una y la misma para todos”
    Fernando Trujillo: “Con el confinamiento llegó la orden de cerrar todas las instituciones educativas. Colegios, institutos y facultades quedaron clausurados con el tiempo apenas de recoger algunas cosas y despedirnos mínimamente de nuestros estudiantes sin saber cuándo volveríamos a verlos. Poco tiempo, demasiado poco, para preparar el mayor experimento educativo que ha vivido nunca nuestro país, y posiblemente toda la Humanidad”.
    Seguiremos leyendo, seguiremos reflexionando, seguiremos hablando. Tenemos tiempo…
    AZUCENA GOZALO

    #4066 Responder
    Fernando
    Invitado
    #4067 Responder
    Fernando
    Invitado
Viendo 15 entradas - de la 1 a la 15 (de un total de 50)
Respuesta a: Foro educativo abierto contra el Covid-19
Tu información:




Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.