FORO: La escuela ante los retos del covid-19


En primer lugar, un abrazo virtual especialmente afectuoso a todos los compañeros y compañeras que permanecen confinados en sus casas de forma responsable para poner fin a esta pandemia.
Estamos a vuestro lado, más cerca de lo que pudiera parecer, y queremos informaros que ponemos en marcha una nueva sección, actividad o modo de comunicación con la que pretendemos compartir conocimiento, experiencias, reflexiones y también, emociones.
Queremos empezar esta sección de debate en el FEAE con el tema que estos días nos ocupa y preocupa a todos. Por suerte, ha pasado ya la primera quincena de confinamiento en la que ha sido necesario dar respuesta urgente a la necesidad de convertir la educación presencial en educación a distancia (principalmente telemática). A partir de ahora vamos a tener que resolver otros problemas, y va a ser necesario plantearnos algunas cuestiones relacionadas con el futuro inmediato de la educación y más allá.
Nos gustaría que nuestra asociación, el Fórum Europeo de Administradores de la Educación, se convierta precisamente en un FORO de participación y de debate de ideas, en el que cada una de las asociadas aporte todo aquello que atesora: conocimiento educativo, capacidad de reflexión y una rica experiencia. ¿Para qué? Para compartirlo y generar nuevos conocimientos que contribuyan al enriquecimiento colectivo.
Sabemos que estos días pasáis muchas horas delante del ordenador y otras pantallas, principalmente leyendo, escribiendo y hablando. No os pedimos más, solo que nos dediquéis un poco de ese tiempo. Esperamos escuchar, ver y leer lo que nos mandáis: vuestras opiniones razonadas, vuestras aportaciones referidas a las decisiones que se adoptan en cada una de vuestras comunidades autónomas, las lecturas y enlaces de interés que queráis compartir, las imágenes de un confinamiento obligado, vuestras preocupaciones e inquietudes, las emociones que provocan en toda la comunidad educativa…
Y solo nos queda para empezar a andar, dar el primer paso… se nos había quedado el cuerpo un poco anquilosado, no por el coronavirus sino por la reclusión.
Os proponemos para empezar, solo el primer día, que nos hagáis un resumen de cómo habéis pasado esta primera quincena: qué habéis tenido que hacer en vuestros puestos de trabajo, con qué problemas os habéis enfrentado, qué esfuerzo os ha supuesto, cómo lo habéis vivido en un plano personal y profesional, qué os preocupa…
¡Ah y por favor! Es muy importante, siempre, siempre, mantener el buen humor y la cordialidad y practicar la empatía.

Acceder al Foro

9 comentarios

  1. Buenos días, estaría mintiendo si dijera que está siendo sencillo… pero nos estamos adaptando a esta nueva situación a marchas forzadas, ¿Cómo en nuestro caso? descubriendo decenas de App´s que nos facilitan las reuniones virtuales, programas on-line para ponernos en contacto con familias y alumnos y fundamental las plataformas educativas, mails y llamadas telefónicas… todo esto nos asegura poder continuar llevando nuestro trabajo a cabo, importantísimo y fundamental en estos días que estamos pasando.
    Mucho ánimo a tod@s y esperando que podamos vernos pronto en los los coles.
    Ana (PTSC EOEP-Medina del Campo)

  2. Buenas tardes a todos:
    Estos primeros días han sido un horror. Cada profesor, a parte de serlo, tenemos una familia, maa numerosa o menos, con o sin niños, y afectados direcya o indirectamente del virus ….
    De un día para otrote encuentras en tu casa, encerrada tú y tus circunstancias y….al servicio de la Administración: aula virtual, clase por videoconferencia, teams…comparte tablets, WiFi, ordenador con tus hijos, cuida a tus enfermos, recoge la casa, estate alegre con tus peques que no entienden qué pasa….
    Los centros No están preparados por igual…
    En mi caso soy profesora de música en un IES rural de un pueblo con un número altísimo de inmigrantes con una dificultad económica y social tremenda.
    Lo hemos dado TODO desde el minuto uno, y lo seguiremos haciendo, pero NO les va a llegar a todos.
    La Ley de Educación debe ser revisada y debe poder atender a Todos los alumnos por igual, se sea de donde se sea.
    Con este virus vamos a poder. Quédate en casa. Cuidaos compañeros.
    Inés Pindado

    1. Hola, buenas tardes. Te mando este mensaje en nombre de un grupo de alumnas de Pedagogía de la Universitat de València que estamos desarrollando un proyecto de investigación sobre la situación que estamos viviendo y su relación con el desarrollo educativo. Nos gustaría contactar contigo, si es posible y estuvieses disponible para que nos contases más profundamente cómo los/las docentes estáis viviendo esto, pero no sabemos cómo ponernos en contacto contigo, ¿nos podrías facilitar alguna dirección? Muchas gracias de antemano.

  3. Más allá de la urgencia de sustituir sin aviso previo por un tiempo, que no será corto, la escuela que conocemos, por muy actualitzada que esté, por otra que realmente no conocemos, estamos ante el reto bestial de crear relaciones de crecimiento personal prescindiendo de aquel elemento que parecía obvio, el contacto real humano

  4. Soy Orientadora en un centro público, de tamaño medio, no mas de 400 alumnos, con la particularidad de tener todas las etapas escolares básicas: EI, EP y ESO. Llevamos años con un plan de formación, aprendiendo y utilizando las herramientas que nos facilita la Consejería de JCyL Office 365 y Moodle. Los profesores más formados y que ya habían puesto en práctica diversas metodologías utilizando las TIC, se han adaptado rápidamente para estos 14 días de clase. En las evaluaciones mediante TEAMS hemos visto que el alumnado ha aumentado su competencia TIC, por causa de fuerza mayor. El alumnado de EI y EP, también ha seguido las tareas propuestas, con la ayuda de las familias, como ha podido. Para la evaluación se disponía de suficientes datos previos, mas los obtenidos estos días para poder evaluar y se han tenido en cuenta las dificultades que ha podido tener el alumnado estos días. Nos hemos adaptado todos con dignidad. No obstante nos preocupa de cara a finalizar el curso: 1. El excesivo tiempo que hemos pasado delante de pantallas, cuando siempre hemos recomendado un uso no abusivo, y 2. El alumnado que carece de medios. Por eso la continuidad de un tercer trimestre digno exige de medidas como :1. Dotar de medios al que no tiene ( puede ser en forma de préstamo), parece que se están poniendo en marcha iniciativas de los Servicios Sociales, los Ayuntamientos y las ONG. 2. Diseñar tareas para conseguir competencias clave mínimas, para salvar el curso escolar 3. Reducir la jornada escolar, en función de la edad del alumnado. Y todo ello mediante un Plan e Instrucciones claras de la Admon Educativa, que avalen y orienten al profesorado.
    Desde mi punto de vista, la continuidad de la enseñanza a distancia tiene aspectos beneficiosos en esta crisis: se pueden adquirir competencias que no solo se adquieren en los centros escolares, pueden servir a la organización familiar, precisamente en los ambiente socioculturales más desfavorecidos, e incluso distraer a los niño/as del sufrimiento posible.
    De las crisis surge la creatividad, la oportunidad y la colaboración, eso nos ha enseñado la historia de la vida.

  5. ¿De qué Europa hablamos, de qué educación hablamos?
    Agustín Chozas M., FEAE de CLM
    No creo que sea fácil analizar un fenómeno tan complejo como la pandemia actual, y más, cuando se está en pleno desarrollo de la misma. Ni las causas de este hecho, ni las posibles repercusiones pueden en estos días ser analizadas con justeza.
    No obstante, intentaré aportar alguna perspectiva que me parece imprescindible como es el contexto que cada organización social y política, naciones y continentes tienen. En el caso concreto de España, si se elude la situación estructural de la UE, es posible que una evaluación de la crisis en la situación actual y futura de la educación sea gravemente deficiente. Disimular, porque no sea políticamente correcto, que la Unión europea no ha superado su situación de patio de mercaderes, gobernado por poderosos enriquecidos a base de pasados coloniales (cínico eufemismo para ocultar el desprecio a los derecho humanos ), que el resultante de la unidad (en sus orígenes los intereses oligárquicos del carbón y el acero) ha sido la implantación del euro con el enriquecimiento desbocado de los Países Bajos y Alemania, entre otros, o la incapacidad para resolver la crisis del euro con un menor coste para los europeos del sur, o la negativa a abordar cooperativamente la crisis migratoria ,porque los poderosos quieren conservar sus status ( a veces cercano a los comportamientos mafiosos).
    Tampoco está de más citar el papel desempeñado por la ética protestante, luterana y calvinista a la hora de bendecir atropellos y explotación por parte de los dueños del mercado. Y pareciera que no me estoy refiriendo a la educación y su estado de enfermedad sistemática. Trataré de explicarlo.
    Algunas preguntas a título de muestra: ¿A qué intereses sirve un currículo para la enseñanza obligatoria acumulativo, enciclopédico y al servicio de sus “redactores? ¿Por qué los saberes básicos siguen siendo los mismos saberes básicos de hace más de cuarenta años, si cambia “la base” cada día? ¿Nada ha cambiado? ¿Sentirán los pueblos del norte europeo, moralmente exquisitos, la necesidad de renunciar de una vez a la retórica de la solidaridad?
    Los padres fundadores pensaron en una Europa tan equitativa como compensadora, en la que la educación, entre otros valores, fuera el puntal de la práctica de los derechos humanos y no una apelación para ocultar la realidad de la explotación con formas más sutiles que en épocas pasadas.
    Esta Europa descrita (responsabilidad del que suscribe) conculca a diario los valores compartidos por la civilización occidental, exige una sumisión constante a los intereses de una oligarquía, cuyo papel histórico tiene demasiadas sombras (fascismo, xenofobia, estúpida superioridad) y demasiados beneficios acumulados como los planes de salvación posbélicos o el perdón total de la deuda, por citar algunos sobresalientes.
    Estas reflexiones, se alejan ciertamente del día a día de la pandemia, de la reorganización de sus desastres, de las condiciones del regreso a las aulas, de la evaluación, del problema de los contenidos, factores todos de mucha importancia, seguramente. Con todo, valorar el contexto en que nuestras escuelas habrán de verse en el futuro inmediato no debiera ser una cuestión menor. Bastaría con observar la conducta en estos mismos días de países como Finlandia, Austria, Alemania y Austria por citar los más significados. Esta Europa es la suya, estos valores de mercado son los suyos, este desprecio a los demás es el suyo. También siento repugnancia.
    Los europeos que defendemos la educación como un bien común entendemos que previamente deba existir una comunidad y esta Europa de hoy es penosamente una confluencia de intereses bastardos en los que dominan los que la promovieron para domesticarla. Y esto puede parecer un alegato, lo aconsejable es ir a los datos. Ahí están y hasta la crisis está ayudando a que se conozcan, por lo menos, algunos. El concepto de educación, el conjunto de valores ciudadanos se ponen sin pudor al servicio obsceno de los países beneficiarios.
    Cuando progresivamente se vayan superando los daños inmediatos de la pandemia, la Europa del sur bien podría preguntarse su papel en esta Europa dominada, que no sólo causa el dolor de una economía explotadora, sino que también daña valores morales de ciudadanía.

  6. Hola a Todos:

    El sistema educativo debe proporcionar los medios para que los alumnos desarrollen sus inquietudes, satisfagan sus curiosidades y exploren el mundo en todos los ámbitos, aunque sea solo a través de internet, ante la crisis del CORONAVIRUS. Esta situación pasará, pero nos enseñará que lo que hacíamos ya no sirve, porque en muy poco tiempo hemos cambiado el modo de hacerlo, y porque hemos descubierto que podemos enseñar de otro modo.

    Pero el ser humano es increíble y estos 20 días nos lo han demostrado. Sabe sacar lo mejor de sí mismo para hacer frente a la adversidad. Lo demuestran héroes que día a día, atienden enfermos por coronavirus (médicos, enfermeras, celadores, etc.), fuerzas de seguridad, autónomos, sector primario de la alimentación, empresas y empresarios que donan y compran material sanitario. El altruismo, la valentía y el heroísmo son los valores que en estos 20 días nos motivan a salir a los balcones a las 20h a aplaudir a los nuevos héroes. Lejos quedaron otros falsos héroes que durante los últimos años han llenado los telediarios de noticias.

    A la inspección de educación, sin aviso previo, le ha tocado un nuevo papel educativo en esta película de ciencia ficción. Éste consiste en asesorar, acompañar y apoyar a sus centros ante la multitud de directrices que llegan día a día a los mismos por diversas y múltiples vías. Porque en tiempos de crisis, siempre hay improvisación y cambios de opinión que puede ser tan erróneos como la multitud de éstos y hay que aceptar la inseguridad y la novedad de los sucesos que nos desbordan a todos. Que nadie haga nuestro papel, para ello estamos formados. Entre todos podremos llevar a delante el sistema educativo, la adaptación es la mejor de nuestras cualidades y la mayor demostración de nuestra inteligencia.
    un saludo
    Susana Sorribes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *